Hoy es un buen día para poner en contexto lo que para mí significa ser mujer

Para ser sincera tengo que decir que no recuerdo el día que haya sido rechazada o discriminada por mi condición. Es más, creo que ser mujer ha sido una gran ventaja para lograr cosas con más pasión. Ha sido fácil para mi acceder a todo los espacios en los que he querido estar, tomando en cuenta que he vivido en dos países y que dentro de uno de ellos, he vivido en varias ciudades donde he tenido que demostrar mi valor y recorrer el mismo camino varias veces.

Abro los ojos y entonces agradezco ser del pequeño porcentaje que creció libre de abusos, más bien después de adulta conocí la maldad, me metí en situaciones en las cuales pude escapar con la lección aprendida y sin traumas, pero no atribuibles a mi condición de mujer.

A juzgar por mí, en casi medio siglo de vida lo difícil ha sido convivir con la voz interna, que cada año tiene más volumen, que no da tregua, que hace que abras los ojos al triunfo y al fracaso, pero que te recuerda que ambos no te determinan en la vida. Me despierto muchas veces y comienza la interlocución: agradece, bájale dos, disfruta, para cuando lo vas a dejar, ten más voluntad, piensa más en ti, llama a tus amigas, quédate más en casa, deja todo fluir, ¿buscas soluciones o respuestas?

En fin, sigo pensando que lo más fascinantes es que una mujer realiza con orgullo malabares en la vida, ser madre, esposa, llevar una casa, desarrollar una carrera, emprender, pensar en ti misma, sin dejar que nada se caiga, es algo que me salió natural, podrían pensar, pero no, fue algo inculcado o machacado por mi mamá que me enseñó con ejemplo lo que se debe hacer y con palabras, lo que no debía hacer, algunos piensan que se le pasó la mano, porque la voz de la auto exigencia estaba grabando.

Como mujer no he escogido, es decir, mi vida no ha sido marcada por un “o”, es decir, nunca he pensado soy una o soy otra, desde que tengo uso de razón le he agregado muchos “y” al asunto, pasan los años y esto se vuelve crónico, sigo sumando y sumando en diferente planos.

Criando hijas he querido darles un mejor balance, y cómo no, si cada vez somos más evolucionadas, no recuerdo haberles enseñado cosas basadas en frustraciones propias, más bien he querido que se mantengan felices en todo lo que quieran desarrollar, gracias a Dios contamos con un papá – esposo que tampoco ve limitaciones en nuestra condición y cada día nos alienta y comprende.

Mujeres quizás me desprendo de varios secretos, pero acá les recalco el más importante: El valor nos lo damos nosotras mismas, reconozco que algunas lo han tenido que pelear más y en espacios incómodos como los legales, sin embargo, estas circunstancias también pueden ser superadas. Debemos dar paso a la visualización, a la mente positiva y al lenguaje constructivo, muy diferente a la representación, lo importante es que en nuestra mente esté muy claro lo que queremos, es la manera como se va a manifestar exactamente en el espacio físico y por ende en nuestras vidas.

Feliz Día Internacional de la Mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s